luces de Navidad

La Gran Vía. Diciembre de 2015.

La Gran Vía. Diciembre de 2015.

Hola. Se acerca la Navidad. En la Gran Vía de Madrid ya han encendido las luces, como podéis ver en esta foto que hice el otro día. Demasiada gente comprando, demasiado consumismo, demasiados regalos innecesarios. Demasiados excesos de comida. Aún no sé qué voy a hacer estas Navidades. Me gustaría irme qué sé yo, 15 días a la India, o a Santiago de Chile, o a Argentina, como aquella vez que nos fuimos Toni y yo, que paseábamos por Buenos Aires tan tranquilos, a cualquier hora, a veces en bicicleta pero también por la noche, de terraza en terraza en aquella ciudad tan animada, con poca ropa en pleno invierno, como si de pronto fuera verano. No era una ilusión: allí era verano.

Muchas veces me han dicho desde que volví que aquello que hacíamos Toni y yo era una locura, que nos podían haber robado, haber secuestrado, que cómo nos atrevimos a actuar de ese modo, como si fuéramos libres en una ciudad peligrosa. Yo no respondo. Nosotros no tuvimos miedo ninguno, y lo pasamos tan bien…

Recuerdo una vez que llegamos al Río Plata en bicicleta. Ese gran río era increíble… y también conocí una noche a un chico de Santiago de Chile. Él había ido a pasar el fin de semana a Buenos Aires. Cuando nos despedimos me pidió mi teléfono y yo le dije que no, que mejor no daba mi teléfono. Seré tonto. Luego le busqué por Facebook pero jamás le encontré y ahora pienso que cuando mi libro se publique y lo presente en Chile, que estoy seguro que lo presentaré por allí, me encantaría llamarle y decirle: “Nos conocimos una noche de hace muchos años y te quería invitar a la presentación de mi libro”

Buen viernes!

Os deseo un gran día
Curro