Desmelene en El Cuartel de Conde Duque

Anoche se lió parda en el Centro Cultural de Conde Duque: vino, compras, mercadillos, hamburguesitas y mucha diversión para inaugurar una interesante propuesta de verano. Fotos: Curro Cañete

La gran Cristina Lasvignes

La gran Cristina Lasvignes

Actrices y amigas: Irene Rubio Cordelia, Ana Rujas, Ariadne Corleone y Alba Messa.

Actrices y amigas: Irene Rubio Cordelia, Ana Rujas, Ariadne Corleone y Alba Messa.

En El Cuartel by City Lights que han diseñado los de Better en el Conde Duque uno va a poder ver películas al aire libre (desde taquillazos asombrosos como ‘Ocho apellidos vascos’ o ‘Gravity’ hasta otras inolvidables como ‘The artist’ o ¡Greese!: programación aquí) o comprar diseños de artistas emergentes (como las preciosas tazas de Favorito o los objetos vintage de La Casita de Margaux) o, simplemente, comer o merendar o cenar deliciosamente pero no sólo por lo que uno come (dirige el prestigio del chef, Javier Muñoz Calero, que está fuera de toda sospecha: nunca falla), sino por lo que uno piensa mientras come: detrás de la carta está el programa Cocina Conciencia, de la Fundación Raíces, un proyecto digno de premio, o eso diría Abdul, de Costa de Marfil, que hasta hace poco no sabía qué iba a ser de su vida y ahora trabaja tan contento sirviendo la comida (“prueba de esto, está rico”, me decía ayer) o Linily, de Malawi, que es cocinera precisamente gracias a este proyecto, y que ayer se asombraba, aunque no tanto como Sadja (de Conakry, Guinea), de las ganas con las que comemos los españoles.

“Se nota que tenéis hambre”, decía Sadja con su bandeja vacía en la mano: todavía no sabía que cuando a los españoles nos ponen una hamburguesita por delante pasa lo que pasa: devoramos. Pero hubo comida para los 700 invitados de esta inauguración (gracias Muñoz Calero) que tuvo lugar en el corazón de un barrio que cada día está más vivo. “El barrio Conde Duque es como un pueblo en el centro de Madrid, por eso me encanta, por eso y porque hay tiendas pequeñas preciosas, auténticas, y una tienda de discos que es de las que mejor van de la ciudad, y varias librerías muy bonitas… el ambiente, el ambiente también me gusta”, decía una invitada, pero entonces intervino su amigo: “Pero, tía, tú no lo cuentes a éste que como se vengan para acá los de Malasaña estamos perdidos”. Risas, diversión y reencuentros en la que fue una de las fiestas más chulas del verano. ¡Pasen y vean!

agnes deer y david garcia miras

El diseñador Morante

Guillermo y Manuel

Javier Muñoz Calero, Elías, Abdelmonin y Linily Malawi