Cena en La Rollerie

Paqui Luna, Cristina Cáceres, Ángela del Carmen y Curro Cañete, cenando en la Rollerie. Foto: © Miguel (encargado del restaurante)

Paqui Luna, Cristina Cáceres, Ángela del Carmen y Curro Cañete, cenando en la Rollerie. Foto: © Miguel (encargado del restaurante)

En la Rollerie de la calle Mayor trabaja Miguel, cubano, edad indeterminada, gran camarero y un hombre bien simpático que según nos contó ayer vino de Cuba hace ya un montón de años dejando allí a su familia y a su suerte, por lo que no le quedó otra que crearse aquí otra suerte, una vida nueva que al principio no fue nada fácil, pero en la que poco a poco, a medida que aprendía a mirar la vida en positivo, fue encontrando su sitio. Dice Miguel que también le ayudó aprender a quererse y una canción de Marta Sánchez, El país de nunca jamás. 

La gran Paqui Luna, Ángela del Carmen, Cristina Cáceres y servidor nos tomamos unas hamburguesas bien buenas, y recomendamos a todo el mundo ese lugar que es panadería, cafetería para desayunar y que tanto éxito ha tenido que han tenido que ampliar, poner cenas, todas ricas y a buen precio.

Se dice, se comenta, se rumorea que los camareros de La Rollerie están bien pagados, lo cual es un motivo extra para acudir, en estos tiempos de confusión en que muchos empresarios piensan que racaneando a sus trabajadores, y pidiéndoles horas extras, conseguirán de forma más fácil el éxito.

No es así.

Brindamos por el viaje de Cristina Cáceres a Colombia, que está aquí ya, y brindamos también por su valentía, el coraje de abrir nuevos rumbos en un país nuevo, ella sola, atreviéndose a dar siempre un paso más. Brindamos por eso y por otras muchas cosas un poco más íntimas que nos quedamos para nosotros (de momento), que siempre estamos dispuestos a celebrar cosas tan simples como la amistad.

Yo tengo mucha suerte de tener estas amigas con las que siempre que quedo me voy a casa bien contento y sintiéndome un poquito más grande. Gracias!

Y a tod@s. Que paséis un gran martes!

Curro Cañete