Ángeles que aparecen en el día a día

Curro Cañete en la papelería de Plaza de Pedro Zerolo, Madrid.

Curro Cañete en la papelería de Plaza de Pedro Zerolo, Madrid.

En la vida hay ángeles con pantalones, chaquetas y faldas, a veces llevan abrigo, otras camisetas. Están en nuestro día a día pero muchas veces no los vemos. Siempre están. Lola Borrallo Cachero es uno, pues yo no la conocía de nada y cuatro meses después sigue teniendo en su tiendecita de copias y papelería el cartel con la imagen de mi libro en la que dice: “Soy el libro escrito por alguien del barrio, llévame a tu hogar”, o algo así. Cada vez que alguien le pregunta, Lola responde: “Ve a por él a la Casa del Libro”. El otro día fui a la tienda y le dije: “Lola, quítalo ya, que lleva un montón de meses”. “Que no lo quito”, me dijo.

Hollywood llena de carteles con sus películas muchísimas ciudades del mundo. Carlos Ruiz Zafón lleva a gastos pagados a un ejército de periodistas a Barcelona para su presentación. La mayoría de los escritores que conseguimos publicar con una editorial, desde luego los escritores “primerizos”, damos gracias al cielo por este motivo al mismo tiempo que aceptamos que no hay presupuesto para nuestros libros: no tenemos más eco que el boca oreja de la gente que se emociona con nuestro libro y lo recomiendan al vecino, o al amante, o al amigo, o al compañero de gimnasio, o a la abuela (en serio, un amigo americano se lo regaló a su abuela), o al marido, o a la de la panadería; y las entrevistas y reseñas que hacen periodistas y los lectores que son tan generosos de hacerse fotos con tu libro para Instagram o Facebook. Yo hice carteles que pegué yo mismo junto a @bravovilla por las calles de Malasaña y Chueca. La mayoría de esos carteles fueron aplastados por otros carteles en menos de 24 horas. No me importó. Cuando haces algo debes soltar lo que haces, no esperar ver resultados inmediatos. Confiar. Luego la vida te sorprende a veces. El de la tienda de Lola todavía está casi cuatro meses después. Y encima en la Plaza de Pedro Zerolo, en pleno barrio de Chueca, a una patada de la Casa del Libro de Gran Vía y de Berkana, por ejemplo, dos de las librerías que más visible tienen #Unanuevafelicidad.

Gracias Lola. Que sepas que tengo un regalo para ti, que sé que fue tu cumpleaños hace unos días. Iré pronto a dártelo. Y a todos: si tenéis que hacer copias, ya sabéis: en pleno centro.

Ahora, después de hacerme esa foto, tecleo y termino unas cosas de trabajo en un cafetería maravillosa que hay en Fuencarral, Uvepan, y en nada me voy al programa de televisión del periodista David Enguita @davidenguita para seguir hablando de #Unanuevafelicidad. Ya os contaré, pero estoy seguro que va a ser una entrevista genial. Gracias a todos y feliz día. C.