Felices Reyes Magos

image

Hola. Escribo esta nota en la calle Montera, un poco más arriba de donde se ponen las prostitutas que no consiguió quitar del mapa Gallardón y un poco más abajo del McDonals que abre las 24 horas. La primera vez que vi un McDonals que abría 24 horas fue en un viaje inolvidable a Londres, hace muchos años, un viaje del que hablo en Una nueva felicidad. Tanto a Javi como a mí nos sorprendió mucho una cosa así, y sin embargo, ahora está al lado de mi casa. Me tomo un montadito y un café. La mañana de hoy ha sido extraña. Primero me desperté de un sueño muy muy raro, muy triste, también muy bonito, y cuando miré el reloj no lo podía creer: eran las diez. Yo madrugo mucho y creo que llevaba años, años, sin despertarme un día de entresemana a las diez. Luego sucedió algo no tan divertido. Pero me puse a buscar soluciones muy rápido, llamé a Joserra, me vestí, salí a la calle y fui a buscar a Raúl, un chico que yo sabía que podía hacer realidad, hoy mismo, algo extraordinario. ¡Estaba en sus manos! Pero Rául no estaba. “Viene todos los días, menos los sábados, que él el sábado no trabaja, y como hoy el día es un poco raro…”, me dijeron. Y ahora escribo. Los Reyes. Sé que no puedo pedir a nadie que regale mi libro entre el 1.234.345 de posibilidades de regalos que hay, con las avalanchas de publicidad tan agresivas que hay, con la de propuestas interesantes, con todo lo que se pude comprar. No puedo pedir eso. Pero sí puedo dar las gracias. Dar las gracias a quien lo ha comprado, porque si solo una persona regalara mi libro de regalo de reyes y mañana lo abre alguien y aparece mi libro detrás del regalo… Pues eso, que entenderéis que me emocione mucho y lo valore, ya que sé que hay 1.234.345 de posibilidades de regalo. Me emociona cada mensaje que recibo, aunque ayer en una entrevista dijera que trato de alejarme de ese tipo de halagos. No es cierto. Ayer escribió alguien en Instagram: me ha encantado de principio a fin, y eso me llegó muy dentro. También está bien autorregalarse. Yo este año me he comprado un regalo de reyes. Lo tengo envuelto. Es muy pequeño. No lo pienso abrir hasta mañana. Estoy muy feliz con mi regalo. Felices Reyes!!!!!!